Seleccionar página

RETABLO DE EL CRISTO

retablo del cristoDel s. XIX consta de un único cuerpo con tres calles, nicho en la central y lienzo en las laterales, separadas por columnas estriadas de capitel corintio. Un entablamento retranqueado separa el primer cuerpo del remate superior donde unos ángeles, bordeando el arco del nicho del Cristo, adoran un cordero místico situado sobre sus cabezas. Este retablo de corte decimonónico resulta frío, en extremo clasicista, no concuerda con la riqueza de la fachada, las cubiertas mudéjares o la majestuosidad del Cristo de los Dolores, desmereciendo estilísticamente del conjunto. Su autor es Gumersindo y Teodomiro Robayna, uno de los grandes exponentes del arte neoclásico en las islas. Presenta una inscripción en la predela “ESTE RETABLO HA SIDO PROYECTADO, DIRIGIDO Y PINTADO POR D. GUMERSINDO ROBAYNA, SIENDO MAYORDOMO EL SR. DR. DN. DAMIÁN MARTÍN HERNÁNDEZ, BENEFICIADO DE ESTE PUEBLO, Y DN. PEDRO GUEZALA. AÑO DE 1888”

IMAGEN DE EL CRISTO O VARÓN DE DOLORES

imagen del cristo de los dolores imagen del cristo de los dolores 2Esta tipología de Cristo resucitado deriva de la unión de dos iconografías cultas: el Cristo abrazado a la cruz de Miguel Ángel, que se encuentra en la iglesia de Santa Maria sopra Minerva en Roma, y un grabado de Durero.  La imagen fue traída de Madrid en 1661, pero no fue expuesta al público hasta 1662, ya que debido a su inusitada iconografía y a ciertos detalles de su representación, fue investigada por el tribunal de la Inquisición para verificar su aptitud para ser expuesta al público. Desde un principio recibe el aplauso y las oraciones, no sólo de los tacoronteros, sino de todos los canarios, existiendo peregrinos de todas las  islas, casi desde su llegada. Tras el Cristo de La Laguna es la imagen cristológica más venerada de Canarias. Por su impronta clasicista y características formales, sabemos que salió de algún taller madrileño, atribuyéndose al escultor portugués, afincado en la capital del reino, Manuel Pereira (lo cual desmiente la afirmación tan extendida de que lo había labrado Domingo de la Rioja, con el que no comparte ningún parecido estilístico, además de estar fallecido en el momento en el se ejecutó la imagen). Traído por D. Tomás Pereira de Castro, caballero portugués fundador del Cenobio.

CUADRO DEL ÁNGEL CON LA COPA Y CUADRO DEL ÁNGEL CON EL RECIPIENTE PARA LOS UNGÜENTOS

cuadro del angel con la copa cuadro del angel con el recipiente para ungentosAmbos ángeles son obra de Gumersindo Robayna, autor del retablo donde se ubican. Presentan símbolos de la Pasión que hacen alusión con los atributos que portan a los padecimientos de Cristo. Son dos cuadros de grandes dimensiones.

CUADRO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

cuadro de la trinidadPintura de corte neoclásico de Gumersindo Robayna, autor de las obras anteriormente mencionadas, resulta por el modo de representación de la Santísima Trinidad: el Padre Eterno se encuentra en el momento justo en el que crea el mundo, su hijo, representado como un niño, alude al momento de la encarnación, mientras que la paloma hace referencia al Espíritu Santo. Los querubines tienen cierto regusto barroco, aunque de unas características muy lánguidas. Mide 1’50 x 1’00 m. Se cree que su lugar de ubicación primera sería como remate superior del retablo mayor.

telefono servicio de recogida de chatarra

sede electronica

portal del empleado

comunicar incidencias

vente

aula mentor