Seleccionar página

INTRODUCCIÓN

La OMS define la salud como el estado completo de bienestar físico y social que tiene una persona.

La salud se circunscribe a tres áreas distintas:

  • La salud física, que se corresponde con el óptimo funcionamiento del cuerpo. Se trata de la capacidad  de adaptación  del hombre con el medio.
  • La salud mental, el rendimiento óptimo dentro de las capacidades que posee, relacionadas con el ámbito que la rodea.
  • La salud social, que representa una combinación de las dos anteriores: en la medida que el hombre pueda convivir con un equilibrio psicodinámico, con satisfacción de sus necesidades y también con sus aspiraciones, goza de salud social.

Uno de los aspectos en los que se centra la OMS es aquel que alude a la organización de la salud pública. Esto tiene que ver con todas las medidas que pueden tomarse desde los organismos gestionados por el Estado para la prevención de dolencias y discapacidades, para la prolongación de la vida y para la educación de los individuos en lo que respecta a la higiene personal. Se incluye la mejora de los hospitales públicos, el fomento a la iniciativa privada (que contemple que la salud es un derecho de todos los individuos) y la protección del medio ambiente.
Según la OMS, la salud contiene una serie de elementos que la componen:
el estado de adaptación al medio ya sea biológico o sociocultural; el estado fisiológico de equilibrio; el equilibrio entre la forma y la función de un organismo, y la perspectiva biológica y social como las relaciones familiares o los hábitos.

La unión  entre estos aspectos  es lo que determina el estado de salud de un ser particular, siendo la carencia de uno de ellos lo que genera cualquier estado de enfermedad.

 

Candelario de días internacionales y mundiales sobre la salud.                       

http://www.un.org/es/sections/observances/international-days/index.html